Investigadores analizaron los distintos tipos de saludos para ver en cuál se transfieren más cantidad de gérmenes.

En busca de la manera más “higiénica” de saludar, investigadores de la Universidad de Aberystwyth realizaron un experimento que concluyó que saludar chocando los puños es la manera más fácil de disminuir los riesgos de contagio de enfermedades contagiosas.




Los científicos utilizaron guantes de goma cubiertos con la bacteria E. coli y representaron distintos tipos de saludo, incluyendo el clásico apretón de manos (con diferentes intensidades), golpes de puño y chocar las palmas, para luego evaluar la cantidad de gérmenes transferidos en cada saludo.




Según las conclusiones publicadas en la revista American Journal of Infection Control, dar la mano representa el mayor riesgo de infección, pues la transferencia de bacterias potencialmente causantes de enfermedades fue más alta con este saludo, al permitir el movimiento de gérmenes entre las personas.

En el otro extremo, está el saludar chocando los puños, el cual a juicio de los investigadores sería el saludo más “saludable”, pues el área más pequeña de contacto y la corta duración del saludo, reduce la propagación de gérmenes en hasta un 90 %.

Aunque este no es un tema nuevo, pues en los brotes de gripe se insta a las personas a evitar este tipo de saludo -sobre todo en el ámbito de la salud-, el doctor David Whitworth, autor del estudio señala que “la gente rara vez piensan en las consecuencias de saludar dando la mano”, y que si las personas lo pudieran cambiar existiría un “potencial para reducir la propagación de enfermedades infecciosas”.

POR ESTA RAZÓN DEBES SALUDAR ASI ....



Investigadores analizaron los distintos tipos de saludos para ver en cuál se transfieren más cantidad de gérmenes.

En busca de la manera más “higiénica” de saludar, investigadores de la Universidad de Aberystwyth realizaron un experimento que concluyó que saludar chocando los puños es la manera más fácil de disminuir los riesgos de contagio de enfermedades contagiosas.




Los científicos utilizaron guantes de goma cubiertos con la bacteria E. coli y representaron distintos tipos de saludo, incluyendo el clásico apretón de manos (con diferentes intensidades), golpes de puño y chocar las palmas, para luego evaluar la cantidad de gérmenes transferidos en cada saludo.




Según las conclusiones publicadas en la revista American Journal of Infection Control, dar la mano representa el mayor riesgo de infección, pues la transferencia de bacterias potencialmente causantes de enfermedades fue más alta con este saludo, al permitir el movimiento de gérmenes entre las personas.

En el otro extremo, está el saludar chocando los puños, el cual a juicio de los investigadores sería el saludo más “saludable”, pues el área más pequeña de contacto y la corta duración del saludo, reduce la propagación de gérmenes en hasta un 90 %.

Aunque este no es un tema nuevo, pues en los brotes de gripe se insta a las personas a evitar este tipo de saludo -sobre todo en el ámbito de la salud-, el doctor David Whitworth, autor del estudio señala que “la gente rara vez piensan en las consecuencias de saludar dando la mano”, y que si las personas lo pudieran cambiar existiría un “potencial para reducir la propagación de enfermedades infecciosas”.